La presencia de repartidores de Amazon se ha convertido en algo tan cotidiano en las grandes ciudades que prácticamente forman parte de nuestro paisaje urbano. La empresa dirigida por Jeff Bezos procura situarse siempre en vanguardia en lo que respecta a la introducción de nuevas tecnologías en sus servicios. El reconocimiento facial, por ejemplo, es uno de los sistemas en los que más están trabajando sus laboratorios. Y deberá hacerlo rápido porque Google también se ha sumado a la carrera y ha empezado a mostrar los primeros pasos de la próxima revolución tecnológica.

Google ha anunciado que pondrá en marcha el servicio Nest Hello en Reino Unido, una respuesta en toda regla al Ring de Amazon. Y es que, al igual que su competidora, la compañía norteamericana ha lanzado una línea de productos y servicios para reforzar la seguridad en el hogar. Concretamente, Nest Hello es un timbre inteligente que es capaz de reconocer automáticamente la identidad de quienes llaman a la puerta. Para ello ha incorporado un programa de reconocimiento facial que ha conseguido un alto grado de precisión en la fase de pruebas.

Esta función está asociada al sistema Nest Secure de alarmas digitales, impulsado por Google en Estados Unidos. La base de esta tecnología es un sofisticado programa de aprendizaje, gracias al cual las cámaras identifican a los usuarios en función de sus gestos o movimientos además, lógicamente, de sus rasgos faciales. De este modo, Nest Hello sabe si la persona que pasa por delante de nuestra puerta es un simple transeúnte o alguien que va tratar de forzarla (esto último lo intuye en base a sus acciones). Cuando se detecta algo sospechoso, la alarma se dispara.

Nest Hello está equipado con una cámara de alta calidad y que puede funcionar perfectamente cuando todo está oscuro gracias a su sistema de visión nocturna. Al igual que sucede con las alarmas convencionales, el usuario podrá recibir imágenes en tiempo real de la entrada de su casa en su propio teléfono móvil. Como curiosidad, la alarma de Nest Hello puede emitir audios para disuadir a los posibles ladrones. Por el momento, los propietarios pueden grabar tres frases cortas con su propia voz o con la del sistema.

Google ha puesto especial énfasis en que Nest Hello pueda conectarse con otros sistemas inteligentes del hogar, dando pábulo a que algunos expertos hayan vinculado estas casas del futuro con alguna que otra película en la que la vivienda “controla” a quienes residen en ella. Otra duda razonable sobre el impacto de esta tecnología es si comprometerá la privacidad de los transeúntes y si podrá considerarse invasiva por parte de los tribunales.

No te pierdas los próximos avances en materia de reconocimiento facial siguiendo nuestro blog.