Al oír hablar de Ransomware, probablemente no sepamos con total precisión a qué se refiere pero, sin duda, sabemos que es una fuente inagotable de problemas. Efectivamente, algunos de los ciberataques más importantes se han servido de esta fórmula para infectar millones de equipos en todo el mundo. Pero, ¿cuáles son los tipos de Ransomware más habituales y qué características tiene cada uno de ellos?

 

Robo

Una parte considerable de los ciberataques de esta naturaleza han tenido como objeto el robo de archivos, documentos, datos o, directamente, dinero. Fue el caso, por ejemplo, de Equifax, cuyas aplicaciones web presentaban una vulnerabilidad no detectada que sirvió como trampolín para el robo de datos personales más voluminoso de la historia. Se considera que hasta 147 millones de usuarios se vieron afectados por la filtración, que se sirvió de un Ransomware que dejó al descubierto toda esta información. También se han registrado numerosos casos de robo de Bitcoin y otras criptomonedas gracias a esta técnica.

 

Extorsión

Si el robo de información es un gran riesgo, no lo es menos el “secuestro” de dispositivos hasta que el usuario cumpla las peticiones de los hackers. El caso más sonado fue el de WannaCry, el crítico ataque de Ramsonwareque hizo que muchos tomaran conciencia de que la amenaza digital era muy real. A mediados de 2017, este ciberataque bloqueó el acceso a los archivos de millones de dispositivos, exigiendo un pago en moneda digital para liberar el contenido. Si los usuarios no se plegaban a las exigencias de los piratas, los sistemas infectados quedarían definitivamente inutilizados. La policía cree que los ataques con objeto de extorsionar a los internautas serán cada vez más habituales.

 

Sabotaje

Las dos tipologías anteriores se caracterizan por extraer un beneficio material (en dinero o en información confidencial). Sin embargo, algunos ataques de Ramsonware únicamente persiguen causar daño, razón por la cual se consideran los más peligrosos de todos. Saudí Aramco, la gigantesca compañía petrolera estatal de Arabia Saudí, sufrió uno de estos ataques, viendo cómo sus exportaciones se reducían durante dos semanas por los daños causados. Un golpe similar recibió el gobierno municipal de Atlanta cuando el ransomware SamSam inutilizó parte de sus servicios web.

Conoce en profundidad las amenazas a las que te enfrentas en Internet gracias a las publicaciones que encontrarás en este blog.